espacios-vacios

En las últimas semanas me he sentido incómodo, enojado, explotando rápido, saliéndome de mi centro. No me había puesto a pensar qué me pasaba, asumí que era mi mal genio de los que somos del signo Tauro o tal vez el cansancio de los viajes. Pero en uno de los talleres de Espacios Vacíos de Coquimbo de la semana pasada, algo sucedió. Fue en el momento exacto cuando don Patricio, uno de los representantes mayores del Consejo Consultivo de empresas de la zona, me dijo: “Estoy confundido, terminó su charla, anoté muchas cosas y quedé confundido”. Yo me asusté, pensé que había dicho algo que lo incomodó, y como me vio asustado, rápidamente continuó. “Estoy confundido, pero eso es bueno. Cuando uno viene a una charla o un taller como estos, se aburre. Los presentadores son planos y a uno le dan ganas de dormir. Pero con usted, fui saltando de una reflexión a otra y quedé confundido.. y eso es bueno. Es bueno, porque cuando uno está confundido, se inspira a hacer cosas, comienza a pensar, a mezclar ideas y hoy me voy con muchas ideas, así que gracias”.
Cuando don Patricio terminó de hablar, respiré e incluso me emocioné, porque gracias al taller de Espacios Vacíos que hicimos con las otras empresas y la comunidad de CEDUC-UCN, se le ocurrió la idea de llevar una silla de ruedas eléctrica, para que los alumnos del instituto puedan aprender cómo hacer mantenimiento y reparaciones de estas herramientas fundamentales para las personas inválidas. Se me olvidó comentar que don Patricio es Presidente de una fundación de minusválidos y que uno de los dolores que identificó en el ejercicio, es la dificultad para reparar o cambiar baterías cuando las sillas eléctricas de su comunidad se dañan. Este dolor, lo podría resolver con un activo de CEDUC-UCN, los alumnos que estudian electricidad en la institución.El sentirse incómodo y estresado es uno de los gatilladores de la acción. Los dolores que pasan a ser paisaje de nuestras vidas, son tremendas oportunidades para crear soluciones innovadoras.
Jeff Bezos dice que el estrés proviene de “no tomar medidas en algo sobre el que puedes tener cierto control…El estrés proviene de ignorar cosas que no deberías ignorar.. Si trabajas para remediar esa situación, vas a estar mucho menos estresado. El estrés no viene del trabajo duro…”. Esta frase de Jeff Bezos, me recordó el comentario de Daniela, una participante del taller de Choapa, otra localidad del norte de Chile, que comentó: “Lo que más le gustó del taller, es que la mayoría de las personas comienzan a discutir desde los dolores y no de los activos, no agradecemos lo que tenemos, sobre lo que tenemos se nos ocurrieron varias soluciones…”.
Gracias don Patricio, gracias señora Daniela, que bellos es recorrer la vida aprendiendo con ojos de turista y dejando de lado la certidumbre, cómo decía Humberto Maturana. Hoy comienzo a pensar en mi confusión, confusión que se mezcla con el estrés, pero primero agradezco todo lo que tengo y cuando lo hago, el estrés se baja, la ansiedad disminuye. Después, tomo las recomendaciones de Jeff Bezos, analizo en fondo lo que me incomoda, identifico los ingredientes de Espacios Vacíos, reflexiono y a mezclar !!!

Comparte este Artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on print
Share on email